Tras 20 años en ruinas, las 22 viviendas de Coto de Bornos han sido entregadas

Hoy se hacen entrega de las llaves de las 22 viviendas reconstruidas de Coto de Bornos.




Se pone punto y final a un calvario de más de veinte años en los que muchos vecinos y vecinas no han podido disfrutar de la vivienda que adquirieron con mucha ilusión y esfuerzo y terminaron de pagar sin  haberla habitado.

Las obras han tenido un presupuesto de 548.825,42 €, los cuales han sido financiados con fondos propios del Ayuntamiento de Bornos y con un préstamo de 300.000 € que será abonado antes de que finalice el mandato del actual equipo de Gobierno en mayo de 2019; “por lo que este problema no hipotecará a los mandatos posteriores, apunta el alcalde, Hugo Palomares Beltrán.

“El esfuerzo económico realizado era necesario ya que solamente los alquileres para tener realojados a las familias suponían mas de 60.000 € al año y era una sangría para las arcas del Ayuntamiento. Situación a la cual no se le ha puesto remedio en más de veinte años”.

Hoy termina una injusta situación para todos y todas las vecinas, que pueden decir por fin que ya tienen sus casas, concluye el Alcalde, que muestra su satisfacción por  “haber cumplido con el compromiso adquirido en nuestro programa y también con el compromiso moral con los vecinos que llevan 20 años de sufrimiento”.

ANTECEDENTES

La obra comenzó el 12 de diciembre de 1994 y finalizó el 27 de diciembre de 1995, siendo dirigida por el Arquitecto don Antonio Manuel Sánchez Cortés y el Arquitecto Técnico don Manuel Vega González, y ejecutada por  la mercantil Ramírez y Bravo, S.L.

Posteriormente aparecieron diversos daños y patologías en algunas de las viviendas, problemas de cimentación por la construcción sobre terrero arcilloso.

El Ayuntamiento demandó a la dirección facultativa de las obras y al contratista.

En fecha 3 de abril de 2003 se dicta Sentencia por parte del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 3 de Arcos de la Frontera, en Juicio Declarativo Ordinario de Menor Cuantía núm. 173/98, declarando las responsabilidades:

– Del Arquitecto: De los defectos y reparaciones derivadas de la cimentación de la obra.

– Solidaria del Arquitecto Técnico y del constructor de la obra: De los demás daños que deriven de los movimientos no estructurales o derivados de inadecuada respuesta constructiva frente a los agentes climáticos, según el informe pericial practicados en autos.

Dice la Sentencia que “cada grupo hará frente, de acuerdo con la responsabilidad que le viene impuesta, a las correspondientes reparaciones de acuerdo a lo establecido en la pericial practicada, condenándoles a tales reparaciones, con demolición y nueva reconstrucción de las viviendas que así lo precisan, todo ello según el informe de la pericia practicada en los presentes autos, realizando las correcciones y reparaciones que se describen en el mismo respecto de las restantes viviendas dañadas”.

– Por último, el Ayuntamiento de Bornos es condenado a asumir el mayor coste que hubiera supuesto la adopción inicial del sistema de cimentación correcto.

En fecha 3-2-2004 la aseguradora del Colegio de Arquitectos Y la del Colegio de Arquitectos Técnicos abona al Ayuntamiento de Bornos las cantidades que concierne a la responsabilidad civil de los arquitectos.

La constructora se disuelve por el fallecimiento del promotor y no ha hecho frente a la deuda.

A partir del año 2002, el Ayuntamiento asume, de facto, la responsabilidad de realojar a personas afectadas por el estado de las viviendas, alquilando viviendas para su uso por las mismas y la reparación y construcción de las mismas.

El Ayuntamiento de Bornos ha acometido varias actuaciones sobre el conjunto de las viviendas a lo largo de estos años:

-Rehabilitación de 18 de ellas.

-La demolición de las 22 viviendas restantes.

-Una primera fase del proyecto “Refundido del proyecto básico y de ejecución de 22 viviendas de protección oficial unifamiliares adosadas”, que contempla los movimientos de tierras, saneamiento, cimentación y estructura,

– Y por último su nueva construcción.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.