Una justicia equiparable

Lionel Andrés Messi es probablemente el mejor futbolista de la historia. Recientemente subcampeón de la Copa América Centenario, armando un gran revuelo por su supuesta retirada de la Selección Argentina. Miles de personas suplicando que siga jugando por su país, lágrimas que no cesan… Hasta aquí, se podría llegar a entender. Pero, ¿por qué no se origina el mismo revuelo por el fraude fiscal que ha cometido?




La Audiencia de Barcelona ha condenado hoy al jugador del Barcelona a 21 meses de cárcel por defraudar 4,1 millones de euros a Hacienda. Su padre, también condenado, parece el artífice de todo esto. Cabe destacar que yo si tuviera 29 años, al igual que Messi, me interesaría o sabría que hacen con mi dinero. Me suena a traca esa declaración  que hizo en los juzgados: “Confío en mi papá, es el que lleva mis cosas, y lo que él me dice, yo lo hago”. Alguien de esa edad debe saber lo que firma. Al menos, para mí, es algo extraño.

Sin embargo, no voy a adentrar en lo antedicho. Me gustaría saber por qué solo se condena a 21 meses de cárcel, que después ni se ejerce, ya que tiene que ser un mínimo de dos años. ¿El ser famoso beneficia a poder defraudar tranquilamente? Y no es que sea poco, son millones y millones de euros… Una vergüenza para la situación que están atravesando muchos de los ciudadanos de este país.

Españoles que por defraudar una mínima parte son sentenciados a prisión de uno a cinco años y multa del tanto seis veces mayor de la cuantía dejada de ingresar. Parece poco la cantidad que la familia Messi ha defraudado, ya que solo se enfrentan a 21 meses de cárcel… ¿Qué pasaría si un ciudadano de clase media no llega a defraudar ni mil euros? Por no ser famoso, quizás, vea que su condena sea mayor a la de La Pulga.

Hay que condenar todo fraude fiscal, pero que sea de una forma equiparable para todos. Se paga por lo que se hace. Igualdad y una España justa, que es lo que la mayoría buscamos.

Rubén Gordillo Rodríguez

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.